EL FALLO DE LA HAYA Y UN BARCO QUE HIZO HISTORIA

En la fotografía apreciamos a la patrullera oceánica “Guardiamarina San Martín” (antes fragata “Carvajal”) en la Base Naval del Callao. Se trata del primer buque de la Armada -junto a la nave de investigación científica “Melo”- que entró al mar ganado por el Perú en La Haya.

En el histórico fallo del 27 de enero de 2014, la Corte Internacional otorgó al Perú el triángulo externo (antes “mar presencial” de Chile) y parte de la zona económica exclusiva chilena. En total 50000 km2 que pasaron al dominio marítimo del Perú.

No es zona de anchoveta pero abundan la pota, el atún y el perico. Otros recursos hidrobiológicos están en estudio para el futuro.

Antes los problemas entre países se solucionaban con la fuerza de las armas. Se arrebataban territorios y poblaciones, se saqueaban universidades, bibliotecas, museos y obras de arte, se repasaba a los heridos y otras salvajadas.
Hoy, los pueblos civilizados resuelven sus diferencias en los tribunales de justicia. Al menos para esta parte del mundo, los tiempos de la barbarie han culminado. Gracias a esta manera de solucionar diferendos, los F-16, Leopard, Scorpene, MIG-29, Lupo, Spike, etc. se quedarán sin estrenar.

000231736w

DECLARACIONES PARA EL RECUERDO:

“La Corte Internacional de Justicia también ha efectuado por decisión de mayoría, una modificación del límite de 200 millas que deriva de los acuerdos vigentes reduciendo la extensión del paralelo. Lamentamos profundamente  esta resolución, que en nuestra opinión carece de fundamento”. Declaraciones del Agente de Chile en La Haya, Alberto Van Klaveren tras la lectura del fallo (27 de enero de 2014).

“Esta decisión de la Corte significa que Chile debe ceder derechos económicos  en una zona de aproximadamente  20 a 22,000 km2 al oeste de la milla 80 y al noroeste de la línea equidistante antes mencionada, hasta la milla 200. Si bien en esta zona, Chile mantiene en plenitud sus libertades de navegación marítima y navegación aérea, sin duda esta cesión constituye una lamentable pérdida para nuestro país”. Declaraciones de Sebastián Piñera tras la lectura del fallo (27 de enero de 2014).

 “Al establecer una línea equidistante desde la milla 80 hasta las 200 millas, esta decisión de la Corte, que no compartimos y lamentamos, impacta una parte de la zona económica exclusiva donde Chile goza de derechos económicos. Eso constituye una pérdida dolorosa”. Declaraciones de Michelle Bachelet tras la lectura del fallo (27 de enero de 2014).

 “El Perú ha obtenido en términos del espacio marítimo que reclamó en su demanda del 16 de enero del año 2008  el 75% el área que el Perú reclamaba, es decir el íntegro del triángulo externo y aproximadamente el 60% del triángulo interno”. Declaraciones del Agente del Perú en La Haya, Allan Wagner al entregar al Perú el documento del fallo (28 de enero de 2014).

1048182

UN ADICIONAL

Por otro lado, el Fallo de La Haya ha marcado una nueva etapa en la historia de las relaciones internacionales de Chile. En la coyuntura del litigio, los voceros chilenos repetían hasta el cansancio que su país es respetuoso de los tratados. De tanto reiterarlo se fue convirtiendo en una verdad. Pero no es cierto, Chile ha sido cuidadoso en cumplir sus acuerdos con Argentina -aunque le clavó el puñal por la espalda en las Malvinas- pero no ha tenido la misma actitud con el Perú.

Chile violó el Tratado de Ancón y no permitió la realización del plebiscito de Tacna y Arica. Practicó su brutal campaña de “chilenización” en la cara de los delegados norteamericanos. Finalmente se quedó con Arica, pero se comprometió  a construir un malecón de atraque y un edificio aduanero para el servicio del Perú en Arica. Chile entregó esta infraestructura después de setenta años. ¿Ese es un país que cumple con sus acuerdos?

Y en 1995 -durante el conflicto del Cenepa entre Ecuador y Perú- Chile vendió fusiles, municiones, subametralladoras, cargadores, cohetes y visores nocturnos al país del norte, a pesar de ser “garante” de la paz entre ambos países. ¿Para eso estampó su firma en el Protocolo de Río de Janeiro?

La cereza del pastel es negar el inicio de la frontera terrestre en el Punto Concordia, que está mencionado claramente en el Tratado de 1929. Sin embargo, las autoridades chilenas insisten en comunicar a su pueblo que los peruanos son revanchistas y que estos temas salen a la luz cuando el Perú tiene problemas políticos internos.

Con el Fallo de La Haya, el estado chileno ha honrado su firma de manera inmediata, lo cual aplaudimos.

 

 

Virgilio Freddy Cabanillas

Fotografía del autor.

Ilustraciones: Corte de La Haya y El Comercio.

peruanticuario@yahoo.es

999107298