La Plaza Dos de Mayo. De la victoria a la incuria.

En esa tarde siniestra la llamada de mi amigo Armando Joyuén me puso en alerta, al llegar a la plaza el cuadro era pavoroso: los bomberos multiplicaban sus esfuerzos para apagar varios focos de fuego, la mansarda de la casona se caía a pedazos mientras era consumida por las llamas, al frente una multitud comentaba, se lamentaba, bromeaba.  Ante nuestros ojos la desgracia ponía en jaque a una de las plazas más bellas de Latinoamérica.

VICTORIA OLVIDADA

Como hemos afirmado otras veces (2013) las autoridades son los principales enemigos de la escultura pública monumental. Consideramos tres tipos de atentados:

  1. Desidia, olvido y/o abandono. Es el caso del monumento a la Victoria del Dos de Mayo.
  2. Atentado directo distorsionador. Por ejemplo, la aplicación de pintura inapropiada a los pedestales de granito o a las piezas de bronce.
  3. Atentado directo destructivo. Es el caso de esculturas que ha sido alteradas al cambiarles sus elementos originales según el “gusto” de la autoridad de paso.
  4. Financiamiento e instalación de esculturas realizadas por artistas mediocres y en materiales deleznables.

Veamos el caso que nos ocupa. En esta tradicional plaza limeña se encuentra uno de los conjuntos escultóricos más importantes del Perú. Sus autores fueron el arquitecto Edmond Guillaume y el escultor León Cugnot (franceses); se inauguró en 1874.

Alrededor de una columna de mármol lucen de pie cuatro mujeres de bronce con sus atributos; figuras alegóricas que representan a las cuatro repúblicas aliadas en la guerra contra España de 1866: el Perú con el camélido y el héroe José Gálvez a sus pies, Chile con el cóndor, Bolivia con un niño fornido -aunque de rasgos europeos- y Ecuador con el cocodrilo del Guayas.  Basta acercarse unos minutos para ser atrapado por la poderosa fuerza expresiva de las esculturas, sensación que llega al clímax al contemplar a la diosa Victoria en la cumbre, de pie sobre el mundo, alada y ligera, coronada de laureles, con la espada en una mano y la palma en la otra. Finalmente volvemos la vista a la parte inferior, donde placas con relieves de bronce explican detalles del hecho histórico.

Desgraciadamente la escultura está mutilada. Iniciando la década de los 90 fueron cortadas las espadas de José Gálvez y la que portaba la alegoría del Perú. Hoy es un monumento a la Patria desarmada. También Chile ha perdido su espada y Ecuador los rayos que brotaban de su cabeza. Además hay faltantes en el cóndor, el cocodrilo y otros detalles que están indicados en las fotografías. Es urgente la restauración de la escultura y un sistema de vigilancia permanente, especialmente nocturno.

Mutilaciones en el monumento a la Victoria del 2 de Mayo

Copia de Copia de P1010982

P1010989 - copia (3)

Copia de Imagen 297

Copia de DSCN6425

DSCN6387 - copia - copia

El entorno arquitectónico es de la década del 20 del siglo pasado y no tiene igual en Lima. Desafortunadamente los ocho edificios se encuentran en proceso de deterioro, con sus detalles decorativos desprendiéndose día a día.

En las ventanas se lucen carteles publicitarios que hasta hace algunos años estaban prohibidos. Lo peor son las letras coloradas de la CGTP colocadas por partida doble, un sindicato que -además- cuelga permanentemente gigantografías, como si fueran los dueños de la plaza. A eso hay que agregar el panel triangular del Metropolitano en la puerta de uno de los edificios.Y cada cierto tiempo el espacio monumental es ocupado por manifestantes que acampan durante varios días ante la mirada impotente de las “autoridades”.

Por otro lado, es necesaria una investigación para determinar los colores originales de la plaza Dos de Mayo y recuperar su autenticidad. A fines de la gestión municipal de Susana Villarán los edificios fueron pintados con una variedad de colores, quedaron mejor que con el “celeste sucio” anterior pero faltó restaurar la ornamentación perdida y poner orden al cableado expuesto y caótico.

El entorno es un problema adicional. Hay una nueva construcción de intenso color rojo al costado de uno de los edificios monumentales, cosa que malogra la visualidad del conjunto. Las calles de los alrededores están llenas de suciedad, ladrones y  caos por todas partes. En las noches se permite incluso el funcionamiento de una estridente y maloliente cantina de mala muerte. Recordemos lo que dice la Carta de Venecia (1964)

“La conservación de un monumento implica la de sus condiciones ambientales. Cuando subsista un ambiente tradicional, éste será conservado; por el contrario, deberá rechazarse cualquier nueva construcción, destrucción y utilización que pueda alterar las relaciones de los volúmenes y los colores”. (Art. 6)

Por otra parte, el paradero de las combis que van al Callao es un urinario público y punto de reunión de “jaladores” lisurientos. A un lado hay un horrible grifo que debería ser retirado. Es una vergüenza que se permitiera la instalación de este negocio que pone en riesgo un espacio monumental. Pero en Lima -ya desde hace buen tiempo- todo el mundo hace lo que quiere con el Patrimonio.

Ya en 1931 la Carta de Atenas advertía sobre la inconveniencia de permitir todo tipo de negocios, actividades y/o instalaciones en la cercanía de los monumentos. En Lima las autoridades todavía no se enteran de estas recomendaciones de los años treinta: “La Conferencia recomienda sobre todo la supresión de todos los anuncios, de toda superposición abusiva de postes e hilos telegráficos, de toda industria ruidosa e intrusa en la cercanía de los monumentos artísticos e históricos”. (Resolución 7).  El grifo intrusivo está en la zona hace varios años y sería interesante investigar a los funcionarios irresponsables que autorizaron su instalación: “No se otorgarán licencias para grifos de expendio de gasolina y similares en la vía pública, y se cancelarán las licencias de los grifos existentes en el Centro Histórico de Lima” (Reglamento de la administración del Centro Histórico de Lima. Ordenanza 062. Artículo 132, d). Hoy más que nunca urge su traslado.

Copia de foto0565 - copia

Por las noches, la calle Miguel Zamora es atrapada por la oscuridad y pocos valientes se atreven a cruzarla. Para colmo de males, los baños públicos instalados por la gestión Belmont -con la mejor intención- frente a la plaza, le quitan prestancia a la zona monumental. Lo peor es que ahora gente indeseable micciona detrás de los servicios higiénicos, es decir en la calle, esto ocurre por las noches, envolviendo en pestilencia a los sufridos viajeros que salen del Metropolitano. Ya que han devenido en inútiles, propongo que estos baños se transformen en dos pequeños centros de interpretación, uno para narrar el hecho histórico y otro para explicar la escultura y su entorno arquitectónico.

Pero podemos seguir soñando, el paso a desnivel es útil pero atenta visualmente contra la plaza, tal vez podría techarse hasta el Museo Nacional de la Cultura Peruana por el sur y hasta Plaza Unión (Castilla) por el norte, para poner algún tipo de mobiliario urbano que aminore los impactos negativos ya mencionados. Como dicen las Normas de Quito: “La idea de espacio es inseparable del concepto de monumento, por lo que la tutela del Estado puede y debe extenderse al contexto urbano […]” (II, 1).

foto0968 - copia

Volviendo a la escultura, hay que agregar que la primera versión de la Victoria era más grande y no se llegó a emplazar en la capital. Estuvo en el Callao y fue robada por los bárbaros militares chilenos para ser instalada en Talca. A propósito de esto, hace rato que el Estado peruano debería reclamar formalmente la devolución de las obras de arte saqueadas, ahora que está claro que los pueblos civilizados no consideran trofeos de guerra a los bienes culturales. El historiador chileno Milton Godoy Orellana brinda información que será útil cuando nos decidamos a pedir la devolución de este Patrimonio olvidado (2011).

LA LUCHA CONTINÚA

En 1967 las Normas de Quito llamaron la atención sobre la ausencia de políticas oficiales proteccionistas en relación con los bienes culturales. Es más, esa carencia fue identificada como la razón principal de la destrucción del Patrimonio Monumental; a pesar del tiempo transcurrido esta idea es pasada por alto:

“No es menos cierto que gran parte de ese patrimonio se ha arruinado irremediablemente en el curso de las últimas décadas o se halla hoy en trance inminente de perderse. Múltiples factores han contribuido y siguen contribuyendo a mermar las reservas de bienes culturales de la mayoría de los países de Iberoamérica, pero precisa reconocer que la razón fundamental de la destrucción progresivamente acelerada de ese potencial de riqueza, radica en la carencia de una política oficial capaz de imprimir eficacia práctica a las medidas proteccionistas vigentes y de promover la revaluación del patrimonio monumental en función del interés público y para beneficio económico de la Nación”. (III.2)

Las Normas de Quito nos hicieron reflexionar acerca de los cambios en las ciudades históricas. Quedó claro que es una riqueza que se pierde como consecuencia de “mejoras” en la infraestructura que los expertos denominaron “vandalismo urbanístico”. Será oportuno recordar estos criterios cuando las autoridades peruanas se sientan tentadas a aprobar disposiciones que pongan en riesgo al patrimonio monumental:

“Gran número de ciudades de Iberoamérica que atesoraban en un ayer todavía cercano un rico patrimonio monumental, evidencia de su pretérita grandeza: templos, plazas, fuentes y callejas que en conjunto acentuaban su personalidad y atractivo, han sufrido tales mutilaciones y degradaciones en su perfil arquitectónico que lo hacen irreconocible. Todo ello en nombre de un mal entendido y peor administrado progreso urbano.

No es exagerado afirmar que el potencial de riqueza destruida con estos irresponsables actos de vandalismo urbanístico en numerosas ciudades del Continente, excede con mucho a los beneficios que para la economía nacional se derivan de las instalaciones y mejoras de infraestructura con que pretenden justificarse”.  (III, 5 – 6)

Para muchas autoridades el tema del Patrimonio Monumental es una traba según su limitado concepto de “progreso”. Incluso esta idea está bastante difundida entre la población en general. Es necesario mirar el ejemplo de países exitosos y modernos, donde conservación y progreso van de la mano. En la Declaración de Ámsterdam para la protección del patrimonio arquitectónico europeo se afirma que: “La conservación del patrimonio arquitectónico debe ser considerada no como un problema marginal, sino como objetivo principal de la planificación urbana y de la ordenación del territorio” (Consideración D). Los conservadores y los urbanistas debe ser aliados y no enemigos, la planificación urbana y  la protección de los monumentos se coordinan, no se superponen:

“La planificación urbana y la ordenación del territorio deben integrar las exigencias de la conservación del patrimonio arquitectónico y no tratarla de forma fraccionaria o como un elemento secundario, como ha sucedido a menudo en el pasado reciente. A partir de ahora, es indispensable un diálogo permanente entre los conservadores y los urbanistas.  Los urbanistas deben reconocer que los espacios no son equivalentes; es necesario tratarlos según las características que les son propias. El tener en cuenta los valores estéticos y culturales del patrimonio arquitectónico debe conducir a fijar para los conjuntos antiguos objetivos y normas de acondicionamiento especiales. No se deben limitar a superponer, sin coordinarlas, las normas ordinarias de planificación y las normas especiales de protección de edificios históricos”. (II, 1)

Pero no es necesario ir a Europa para entender el tema. Las Normas de Quito brindan un concepto que debería ser conocido por todos los implicados en el asunto. Se le llama “Solución Conciliatoria”:

“La necesidad de conciliar las exigencias del progreso urbano con la salvaguardia de los valores ambientales, es ya hoy día una norma inviolable en la formulación de los planes reguladores a nivel tanto local como nacional. En ese sentido todo plan de ordenación deberá realizarse en forma que permita integrar al conjunto urbanístico los centros o complejos históricos de interés ambiental”. (IV, 1)

El incendio ocurrido en la Plaza Dos de Mayo debe ser tomado como una oportunidad para la recuperación total del espacio monumental. Algunas ideas hemos sugerido humildemente líneas arriba, pero podemos ir más lejos. Creemos que ha llegado el momento de la expropiación, puede ser complicado pero es una alternativa para que el Estado pueda intervenir en la ansiada recuperación y protección total. Al respecto, la Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación 28296 dice lo siguiente:

“Expropiación

11.1 Declárase de necesidad pública la expropiación de los bienes inmuebles integrantes del Patrimonio Cultural de la Nación de propiedad privada, siempre que se encuentren en peligro de perderse por abandono, negligencia o grave riesgo de destrucción o deterioro sustancial declarado por el Instituto Nacional de Cultura [ahora Ministerio].

11.2 Declárase de necesidad pública la expropiación del área técnicamente necesaria del predio de propiedad privada donde se encuentre un bien inmueble integrante del Patrimonio Cultural de la Nación, con los fines de consolidar la unidad inmobiliaria, conservación y puesta en valor”. (Capítulo II, Artículo 11)

Pero todo será en vano sin la participación de la ciudadanía, lo que el arquitecto Hayakawa llama la “[…] recuperación urbana del centro histórico a partir de recuperar al ciudadano como actor […]” (2010, 244).

Es hora de recuperar integralmente la Plaza Dos de Mayo incluyendo -dada la imperiosa necesidad- la expropiación. La ley lo contempla y las experiencias internacionales existen. ¿Qué estamos esperando?

DSCN6437 - copia

Referencias

Cabanillas, Virgilio Freddy.

2013  “La problemática del Patrimonio Cultural en el horizonte del historiador profesional”. Ponencia presentada al V Congreso Nacional de Historia (2012), UNMSM. Extraído el 05 de enero de 2015 desde

http://elrincondeclio12.blogspot.com/2013/09/problematica-patrimonio-cultural-horizonte-historiador-profesional.html

Comité de Ministros del Consejo de Europa, Congreso de Ámsterdam.

1975  Declaración de Ámsterdam. Carta Europea del Patrimonio Arquitectónico.

Extraído el 10 de enero de 2015 desde

http://ipce.mcu.es/pdfs/1975_Declaracion_Amsterdam.pdf

Godoy Orellana, Milton.

2011 “Ha traído hasta nosotros desde territorio enemigo, el alud de la guerra”: Confiscación de maquinarias y apropiación de bienes culturales durante la ocupación de Lima, 1881-1883. En Historia (Santiago) vol.44 no.2.

Extraído el 19 de enero de 2015 desde http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0717-71942011000200002&script=sci_arttext

Hayakawa, José.

  1. Gestión del Patrimonio Cultural y centros históricos latinoamericanos. Tendiendo puentes entre el patrimonio y la ciudad. Lima: UNI.

ICOMOS.

  1. Normas de Quito. Informe final de la reunión sobre conservación y utilización de monumentos y lugares de valor histórico y artístico. Quito, Ecuador. Extraído el 20 de diciembre de 2014 desde http://ipce.mcu.es/pdfs/1967_Carta_de_QUITO.pdf

Ley General del Patrimonio Cultural de la Nación 28296 y su Reglamento.

  1. Extraído el 19 de enero de 2015 desde

http://www2.congreso.gob.pe/sicr/cendocbib/con2_uibd.nsf/562A9CCF932F0F62052577E300711E65/$FILE/2Ley_28296.pdf

Primera Conferencia Internacional de Arquitectos y Técnicos de Monumentos Históricos.

  1. Carta de Atenas para la restauración de monumentos históricos. Extraído el 22 de diciembre de 2014 desde

http://www.unesco.org/culture/natlaws/media/pdf/guatemala/guatemala_carta_de_atenas_1931_spa_orof.pdf

Segundo Congreso Internacional de Arquitectos y Técnicos de Monumentos Históricos. 1964.  Carta de Venecia o Carta Internacional para la Conservación y Restauración de Monumentos y Sitios. Extraído el 20  de diciembre de 2014 desde http://ipce.mcu.es/pdfs/1964_Carta_Venecia.pdf

Varios ciudadanos.

07 de noviembre del 2014. Carta pública: Lima: Patrimonio cultural en riesgo. Petitorio y propuestas. Lima. [Entregada a las autoridades y difundida en las redes sociales].

 

 

Virgilio Freddy Cabanillas

Todas las fotografías son del autor

peruanticuario@yahoo.es

999107298

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s